mujer calculando activos totales

Calcula los activos totales de tu empresa

Saber cómo calcular los activos totales disponibles de un negocio es vital para todo dueño de una pequeña empresa. Tus activos agregan valor a tu negocio y, sin ellos, este no podría sobrevivir. Todo, desde tu local hasta los materiales de oficina, como bolígrafos y papel, te ayuda a administrar tu negocio y contribuye a la generación de ingresos.

Hay muchas razones por las que quizá desees calcular tus activos totales. Por ejemplo, si vas a solicitar una tarjeta de crédito sin buró negativo, es posible que tu emisor quiera saber el valor total de los activos en tu balance general. Echemos un vistazo a qué son los activos, cómo registrarlos adecuadamente y cómo calcular su valor.

¿Qué son los activos?

Los activos son todo lo que posees que agrega valor a tu empresa. Algunos activos son tangibles, como un edificio de oficinas o el equipo comercial, mientras que algunos activos son intangibles, como las cuentas por cobrar o las inversiones que hayas hecho.

Hacer un seguimiento de tus activos y calcularlos debidamente es importante, ya que te ayuda a obtener una visión completa del bienestar financiero de tu empresa. Te servirá para determinar cuánto vale realmente tu negocio.

¿Qué tipos de activos hay?

Los activos pueden caer en una variedad de categorías dependiendo de tu método preferido para darles seguimiento.

Estas son las categorías de activos más comunes:

  • Efectivo: Incluye tanto pequeñas cantidades de efectivo que tengas a mano, así como todo el efectivo en la cuenta bancaria de tu empresa.
  • Cuentas por cobrar: Se trata de las facturas que aún no te han pagado, y que puedes llegar a vender para obtener financiamiento.
  • Activos líquidos: Se trata de cualquier elemento que pueda venderse rápidamente en efectivo, como acciones.
  • Activos fijos: Son los activos que tardan más en venderse en efectivo, como bienes inmuebles y equipos de oficina.
  • Activos intangibles: Son los activos no físicos, como acciones, bonos, regalías, etc.
  • Activos tangibles: Son todos tus activos físicos, como suministros, equipos, vehículos y artículos similares.

¿Cómo se registran los activos en tu hoja de balance general?

Por lo general, te será útil dividir tus activos totales en dos categorías principales: activos actuales y a largo plazo.

Los activos actuales son aquellos que pueden usarse o venderse en el periodo de un año. Suelen ser tus activos líquidos. Todo lo demás cuenta como un activo a largo plazo. Si eres el dueño de tu edificio de oficinas, este es un activo a largo plazo.

Una vez que dividas tus activos en activos actuales y a largo plazo, debes registrarlos en una hoja de balance basada en la liquidez, o según lo fácil que sería vender esos activos.

Cómo se calculan los activos totales disponibles?

Una vez que comprendas qué son los activos y cómo clasificarlos, calcular el total de activos disponibles no es demasiado difícil.

Suponiendo que ya has registrado los activos totales, todo lo que tienes que hacer ahora es mirar el valor de cada activo en tu hoja de balance y sumarlos todos.

En última instancia, aprender a calcular tus activos totales disponibles te ayudará a estar preparado para una variedad de situaciones que podrías afrontar como dueño de un negocio.