Vasos de cristal con monedas

Hábitos de finanzas personales que debes seguir

Las finanzas personales son un tema muy importante para nuestro bienestar económico y personal. Te queremos evitar estrés financiero, por eso, aquí te compartimos los mejores hábitos para unas finanzas saludables.

Conoce más sobre cómo: hábitos saludables de dinero para niños.

Definitivamente los hábitos son la causa de la riqueza, pobreza, felicidad, tristeza, buenas relaciones, malas relaciones, buena salud o mala salud.

Dicho esto, aquí hay algunos hábitos útiles de finanzas personales que deberías seguir si aún no lo has hecho.

Ahorro en alcancía

Sigue tu gasto y tus finanzas personales

¿Haces un seguimiento de tus gastos? Y no me refiero a revisar tu estado de cuenta sino a monitorear cada uno de tus gastos.

Realizar un seguimiento de tu egreso es una muy buena forma de averiguar cuánto estás gastando en comida, transporte, entretenimiento, etc. Y esto te dará un panorama para crear un plan de gastos.

Lo que harás con esa información es clave para tomar decisiones importantes y ejercer buenos hábitos financieros para tener unas fianzas personales saludables.

Monitorear tarjetas de crédito

Como parte del seguimiento de tus gastos, es importante que también involucres el pago de tus facturas y desde luego de tus tarjetas.

Sabemos que solicitar una tarjeta de crédito es una excelente alternativa para tener un buen historial crediticio, pero hay que aprender a ser precavido y usarla con inteligencia.

Mujer con tarjeta de crédito en mano

Parte de esa inteligencia se debe usar para informarte y realizar los pagos adecuados a tu deuda. ¡Por ello, tienes que investigar muy bien antes de tener esta responsabilidad!

Crear un plan de ahorro

Crea un plan de ahorro es una opción para tener unas fianzas personales saludables. Esto te ayudará a mantenerte motivado, informado y tener una base para trabajar.

Comienza preguntándote: ¿por qué quieres o necesitas ahorrar dinero? ¿Es porque quieres tener suficiente para la jubilación? ¿Porque quieres comprar una casa? ¿O tal vez porque deseas reservar un fondo de emergencia para cubrir gastos imprevistos?

Independientemente de la razón, es muy importante que tengas un objetivo claro en mente, así como un marco de tiempo para el dinero que planeas ahorrar.

Vive dentro de tus medios y aprende a decir “No”

Vivir más allá de tus posibilidades puede suceder sin pensarlo demasiado, especialmente si puedes justificar este estilo de vida gastando en tu tarjeta de crédito y preocupándote más tarde.

Vivir dentro de tus posibilidades, simplemente implica que gastar menos de lo que ganas, lo cual beneficiará a tus finanzas personales.

Las decisiones son típicamente emocionales y no lógicas.  Si realmente no puedes pagar un gasto, como un artículo de lujo innecesario, es posible que te hagas un obsequio temporal para sentirse bien, pero a la larga tendrás un dolor de cabeza costoso.

Asegúrate de que esto no te suceda ejerciendo autocontrol con tus finanzas personales, siendo más práctico y tomando mejores decisiones de sentido común con tu dinero.

Invierte en ti mismo

Invertir en ti mismo podría ser la inversión más rentable que puedas hacer.

Cuando inviertas en ti mismo, asegúrate de no solo invertir dinero, sino también tiempo para ti.

Muchas veces, las personas intentan hacer muchas cosas para mejorar a la vez y terminan fallando en el proceso.

Una mejor alternativa sería crear un “objetivo principal”.  Debes saber lo que quieres mejorar y deja que esa sea la fuerza impulsora de lo que deseas lograr.

Si mejorar tus habilidades de finanzas personales y ser mejor en la administración de tu dinero son metas que deseas lograr a corto plazo, hay muchos cursos en línea excelentes y gratuitos para comenzar en la dirección correcta.

Seguir algunos o todos estos hábitos y consejos de finanzas personales puede ayudarte a comenzar a mejorar tu situación financiera. Recuerda que Tus hábitos y acciones tienen un gran impacto en tu felicidad y bienestar general.